jueves, 29 de agosto de 2013

LA DOCTRINA DE RESURRECCIÓN TEXTO DEL 79 AL 81


Texto original 79


El tálamo no es para los animales ni para los esclavos ni las
mujeres impuras, sino que es para los varones libres con las vírgenes.

Develación texto 79

El Tálamo Nupcial es una Recámara Sagrada, que se destina al Amor y Pureza de la Pareja Digna, librada de egos, para erguirse
purificados a los Cielos Íntimos; En tal recinto perfumado de Virtudes, no
tiene cabida el instinto animal de los esclavizados fornicarios y adúlteros,
quienes, física o mentalmente, realizan sus orgías en desbordes que
emulan a las peores bestias desenfrenadas.

Por esa suprema razón, el espacio destinado para la Oración
Mística de la Pareja Alquimista, no debe ser invadida por terceras
personas, pues con sus bajos instintos violarán las cerraduras creadas en
la Obra, contaminando el ambiente con la suma lujuriosa de sus egos 

Texto original 80

Por la Espíritu Santa en verdad nacemos, pero renacemos por
Kristo. En ambos somos ungidos por la Espíritu, y habiendo sido
engendrados, nos apareamos.

Develación texto 80

Todo en la Creación deviene en Virtud a la Energía que emana de
la Espíritu Divina que es la Madre Universal o Macrocosmos, aunque el
Renacimiento sólo es posible, cuando el Ayocosmos que es la Zona del
Hijo Inmortal, comprendida divisoriamente entre lo Inmanifestado y lo
propiamente material, y que es Padre de su Madre, se desdobla de ésta
para producir con la Redención que brindan sus Misterios, la Vía de
Regreso hacia la Realidad del Ultra, pues pese a que físicamente somos
engendrados por el pecado, es merced a la Gracia de la Castidad que nos
brinda la Madre Divina, y al Amor Krístico con que se une la Pareja de
Laborantes, que se puede transitar triunfalmente hacia la meta del
Absoluto, que es el Reino Invisible del Padre.

Texto original 81

Nadie podrá mirarse a sí mismo, o en el agua o en un espejo, sin
luz. Ni tampoco podrá mirarse en la luz sin agua o espejo. Por eso es
apropiado bautizar en ambos, en la Luz y en el Agua. Pero la Luz es el
Crisma.

Develación texto 81

Es imposible llegar a reconocerse personalmente, sin el auxilio de
las Aguas del Bautizo, las cuales purificándonos y fortaleciendo la
Voluntad Krística, nos brinda la Luz requerida para descubrir las
profundidades infra psíquicas que corresponden a las guaridas del ego;
asimismo, nadie podrá ser reconocido como auténtica Luz, sin limpiar
previamente los calabozos donde dominan tiránicamente los egos que
luego se reflejan en el espejo psicológico, y esa titánica tarea se logra
mediante la Renunciación Purificadora que brindan los Bautizos, y en
este caso, el correspondiente al Agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas

Flag Counter