jueves, 16 de enero de 2014

LA DOCTRINA DE RESURRECCIÓN TEXTO DEL 115 AL 117

Texto original 115

Perfeccionando el agua del bautismo, Jeshua vació la muerte.
Debido a esto, nosotros en verdad nos sumergimos en el Agua pero no
bajamos hasta la muerte, para que no seamos vaciados en la espíritu del
mundo. Cuando respira aquélla, viene el invierno, pero cuando respira la
Espíritu Sagrada, llega el Verano.

Develación texto 115

A medida que las Aguas Genesíacas en el Laborante se van
purificando más y cada vez mejor, el Kristo Íntimo vence a la misma
muerte.

Un auténtico Laborante en los Misterios del Fuego, desciende a las
profundidades caóticas donde, realizando titánica Obra, purifica sus
Aguas calificando el Bautizo que lo hace Inmortal, merced a vencer con
plena autoridad y dominio, a la sierpe tentadora que incita a la
fornicación.

Texto original 116

Quien conoce la Verdad, es libre. Pero el Libre no transgrede, pues
“quien transgrede es esclavo de la transgresión” La Madre es la Verdad,
pero el Padre es la Sabiduría. Éstos a los que se les regala el no
transgredir en el mundo, son llamados Libres. Éstos a los que se les
regala el no transgredir tienen sus corazones exaltados por conocer la
Verdad. Esto es lo que los libra y los exalta sobre el universo. No
obstante, quien ha sido liberado por la Sabiduría, se entrega en Amor por
el bien de quienes todavía no han podido ser levantados hasta la libertad
de Saber. Pero la Sabiduría es suficiente para librarlos.

Develación texto 116

Quien llega a las Alturas del Padre conoce la Verdad, y esta
espléndida conquista nos hace libres. La Libertad alcanzada es fruto de
haber vencido a los egos en todos los laberintos infra psíquicos, los
cuales, mientras permanecen en el humano, incitan de algún modo a la
permanente transgresión, aunque tal inducción se produzca muy sutil y
casi imperceptiblemente. La Madre Divina es la Verdad que se obtiene
internamente con la Virtud y la Gracia de la Castidad, y el Padre
constituye la Omnisciencia alcanzada en la Gnosis Superlativa con la cual
haya sido coronado el triunfal Laborante.

En consecuencia, la Libertad es el imperdible beneficio que
debemos alcanzar todos mediante la exaltada encarnación en la
Naturaleza Humana del Bendito Padre Madre.

Siendo Libre, el Kristificado ya en plenitud de su Íntima Trinidad
Divina, ejerce su excelsa Gracia de Amor por la Humanidad, para
entregar la Sabiduría de la Suprema Gnosis a quienes aún padecen los
gruesos grilletes de la enceguecedora ignorancia, y es claro que cuando
alguien despierta a los Dones de la Real Gnosis, gana el derecho de ser
auténticamente Libre.

Texto original 117

El Amor no se apropia de nada, pues ¿cómo puede apropiarse de
algo puesto que todo le pertenece? No dice “Esto es mío” ni “Eso es
tuyo”; sólo dice: “Es tuyo”

Develación texto 117

Kristo Viviente es Amo y Señor de la Naturaleza Universal, y al
ejercer su Misericordiosa Misión a favor de la Humanidad, nada le pide a
cambio, que no sea la decidida Voluntad de cada cual por levantase de
sus tumbas vivientes, en las cuales yacen lastimosamente muertos en
vida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas

Flag Counter